viernes, 17 de octubre de 2008

Sólo para mí



Sólo bastó hacer una perdida a las 2:30 de la mañana para que reaccionase. Me llamó enseguida, pero él estaba de fiesta y yo quería echar un polvo, así que pasamos la cita a la noche siguiente.
Subí la calle a paso ligero, con música cañera en el ipod. En el paso de cebra me paré y ya me notaba húmeda. Hacía unas semanas que no follaba y tenía ganas.
Unas copas de vino, un par de porros ligeros y nos tiramos torpemente el uno sobre el otro. Mi "cerdako" es muy cerdako. Un chiquillo, de 25 años, con fuerza y vigor.

En pocos minutos me empujaba contra la pared y me decía cositas a la oreja. Es tan cerdako que no se calla cuando folla. (Siempre he pensado que hay dos tipos de tios: los que hablan cuando follan y los que callan cuando follan. Ya desarrollaré en otro post esta dualidad lingüistico-sexual).

Me tocó, con su mano, que ya no recuerdo si era la derecha o la izquierda, y como hacía casi una semana que no me masturbaba me dió muchísimo placer. No me corrí, porque sólo he sido capaz de correrme con Olivier, pero madre mía me dejó escaldada ahí abajo.

"Toda tuya..." - me dice cuando me pongo encima suyo. Me chifla mi cerdako, es tan bella esta frase. Toda tuya... ¡me la entrega, me la dá sólo para mí! ¡Sólo para mí!

Fueron tres polvos. Y el mejor, el del martes por la mañana, a las 12. Creo que a medida que vamos haciéndolos vamos mejorándolos. Puro sexo. Ciao Olivier.



[Hay un par de comentarios que me han hecho pensar en retirarme. Pero tengo una manía, soy demasiado fiel a mí misma. Sólo basta que me digan que "no" para que consiga un "sí".

Estoy viva. Con trabajo, pero estoy viva.
La Chorby-Agenda sigue en expansión pero con más cautela.

Acabo de llegar de una cena con "el rayas". Ha sido interesante, pero el chico era demasiado serio. Yo, mujer de risa fácil, se lo dije y todavía le fasciné más. Ataques de narcisismo aparte, su reacción fue buena, cosa que me hace mirarlo con otros ojos. Es muy alto, muy grande y juega a baloncesto. Quizás tendrá un pene interesante, como sus brazos, a los que no podía dejar de observar. Puede que en una semana nos volvamos a ver, para unas copas y quién sabe.

Y hay otros comentarios a los que... sólo soy capaz de decir que sois super monos. ]


Sergi Mora
Tengo el corazón de baja

8 comentarios:

bcn_bcn dijo...

Dorada, hay mucho envidioso, mucha envidiosa por ahí... al que no le guste que no lea.

Que se mueran!

Besos

Pablete dijo...

Decía mi madre, que "a palabras necias...oídos sordos".
Les corroe la envidia, como dice bcn_bcn y solo buscan provocar y que les prestes atención. No hacerles caso, es lo peor que les puede ocurrir....y se sentiran más frustados...¡que les den!!

un beso, hermosa

Anónimo dijo...

¿monos?...eso no va contigo.
I want to turn you on...recuérdalo
Bien por aparecer.

Anónimo dijo...

Envidiosos-as???? De qué? De una tipa que no encuentra la felicidad a pesar de tirarse a medio barcelona???? A eso hemos de tener envidia?? A la ausencia de una relación interesante que no se funde solo en los jugos genitales? Porque que yo sepa, hay eso. Pero hay mucho más.

No sé si será verdad esas historias que te montas, pero lo más interesante que tienen es el contenido semipornográfico que muchos (y a lo mejor algunas) tipos leen con una mano en la entrepierna y la baba colgando. Frustados que no tienen sexo, o salidos que se montan blogs similares.

Es una pena esto.

A mí me ha bastado estar media hora (media hora!!) de mi tiempo leyendo este blog, y viendo los comentarios, para darme terror tener relaciones con determinadas mujeres que hay por ahí.

Dios, como está el patio.

Menos mal que no todo el mundo pertenece a este rebaño.

Y sí, me da la gana ser anónimo, qué pasa?? Como si por tener un blog todos supieramos quien res tú, o el otro, o la otra....

Dorada dijo...

No suelo dejar comentario en mis propias entradas. No lo hago porque este es un lugar para los que quieran comentar, y yo ya he comentado bastante. Pero me voy a permitir hacer una pequeña apreciación al "Anónimo".
Te equivocas. Yo no soy una "tipa que no encuentra la felicidad a pesar de tirarse a media Barcelona". No creo que hayas entendido realmente como soy. No van por ahí los tiros estimado Anónimo.
Y, por cierto, si no te gusta mi blog no pierdas media hora en él. Nadie te obliga.

Y para la próxima vez, si tienes alguna duda al respecto de mi actividad sexual o de mi felicidad, mándame un e-mail, lo leeré con esmero y prometo contestar.

Un saludo

Dorada dijo...

No suelo dejar comentario en mis propias entradas. No lo hago porque este es un lugar para los que quieran comentar, y yo ya he comentado bastante. Pero me voy a permitir hacer una pequeña apreciación al "Anónimo".
Te equivocas. Yo no soy una "tipa que no encuentra la felicidad a pesar de tirarse a media Barcelona". No creo que hayas entendido realmente como soy. No van por ahí los tiros estimado Anónimo.
Y, por cierto, si no te gusta mi blog no pierdas media hora en él. Nadie te obliga.

Y para la próxima vez, si tienes alguna duda al respecto de mi actividad sexual o de mi felicidad, mándame un e-mail, lo leeré con esmero y prometo contestar.

Un saludo

Un hombre libre dijo...

Ni caso. Besos, UHL

Manu dijo...

No te entiendo Dorada, me has dejado sorprendido... Cómo es posible que pierdas tu tiempo en contestar a alguien que lo sabe todo, que está en posesión de la verdad, en alguien que no le llamn por su nombre sino "Dios"?...
De verdad, cada uno el tiempo, su cuerpo y su espacio lo usa como le da la gana... esto no quita que continue mi sorpresa en que tú se lo hayas dedicado a un "individuo".

Y a ti, "individuo" tengo que agradecerte que existas y haya más como tú, así los demás apreciamos lo diferentes que somos.

Un saludo a todos. Dorada... sigue.