jueves, 17 de septiembre de 2009

Suavidad femenina




La suavidad de un cuerpo femenino es de las sensaciones más perfectas que he experimentado.

Normalmente, las mujeres heterosexuales, no solemos manosear a nuestras amigas en busca de ese tacto dulce, tierno. Sí, hemos tocado una mano, una espalda al ponerle la crema, quizás los piés al ofrecernos para hacerle un masaje. Pero no hemos s-a-b-o-r-e-a-d-o un cuerpo de mujer. Entero.

Recorrer desde los pómulos hasta los tobillos. Dibujar sus labios con nuestros dedos, resbalar las yemas por el cuello, los pechos, los pezones reboltosos. Serpentear en la barriga, perderse en su ingle. Esa sensación sólo se sabe apreciar si te gustan, de verdad, las mujeres, y a mi me encantan. Es decir, me encanta Sofía, y su cuerpo.

Es tremendamente perfecto. Alargado, moreno, terriblemente suave, caliente, sin ser demasiado blando, ni demasiado duro. Agarrable hasta la saciedad.

Ultimamente, cuando se me tira encima, la cojo por la cintura. Abro bien mis manos, le rodeo perfectamente los costados y la aparto un poco. Quiero ver su barriga, sus diminutas cicatrices. Y paso la mano por allí, y por aquí, y más allá. Y me pierdo en su suavidad.

[Ah, por cierto, mañana cumplo 26 años. A mi edad y haciendo estas cosas...]

Sergi Mora

4 comentarios:

Pablete dijo...

Estoy total y absolutamente de acuerdo contigo y comparto esa admiración hacia cuerpo femenino. Además de todo lo que has dicho, huele bien...

Te deseo muchas felicidades por tu cumple.....Ah, ¿Que tiene de malo cumplir 26 años y hacer estas cosa?

Besos en los mofletillos, 13 en el izquierdo y 13 en el derecho.....

Juan C. dijo...

anda...
Disfruta niña....disfruta!!!
Que no hay nada comparable a la sensación que produce recorrer la piel de una mujer

Un hombre libre dijo...

Felicidades, disfruta!!

Besos UHL

Quirón dijo...

Te importa que utilice la foto de tu post en mi blog?

Sea cual sea tu respuesta, pásate por él, estás invitada.

Me gusta como hueles :)

Un beso